sábado, 14 de julio de 2012

LA COMBINACIÓN CORRECTA



Lectura: Romanos 12:3-8.

Teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, […], úsese…  

Según un estudio entre 350.000 personas, cuatro de cada cinco tienen empleos que no corresponden a sus habilidades. También se señala que las pautas que suelen usarse para emplear personas, como la preparación académica y la experiencia, tienen poco valor para predecir si un postulante trabajara bien en un cargo en particular. Lo que hace que una persona sea adecuada para un trabajo o no son las aptitudes internas para determinados tipos de tareas.

En la obra del Señor, los dones correctos también son esenciales para que seamos eficaces. Factores secundarios como el talento y la experiencia son importantes, pero Dios, por medio del Espíritu Santo, dota sobrenaturalmente a cada creyente con dones espirituales exclusivos para que sirva a Su Iglesia (Romanos 12:3-8; 1Corintios 12). Funcionamos mejor y logramos mas para el Señor, cuando hacemos aquello para lo cual hemos recibido dones. Es improductivo y frustrante tratar de ser algo que no somos.

Dios desea que cada uno de nosotros descubra y confirme sus dones. Tal vez algunos nos sintamos incómodos al hablar de nuestros puntos fuertes, pero estas no son facultades que dependan de nosotros. El Creador mismo nos ha dado esos dones para beneficiar a los demás y para cumplir sus propósitos.

Una vez que hayamos descubierto nuestros dones, entreguémoslos de nuevo a Dios y edifiquemos Su Iglesia haciendo el trabajo que nos corresponde. --MRD II

REFLEXIÓN: Mucha gente comete un grave error al enterrar sus dones.

La Biblia En Un Año: Salmos 13-15; Hechos 19:21-41.

viernes, 13 de julio de 2012

PARA ESCÉPTICOS SINCEROS



Lectura: Hechos 17:10-15.

…  escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así. --Hechos 17:11.

Un escéptico es alguien propenso a dudar. Si esa persona está buscando sinceramente la verdad, sus dudas pueden ser el primer paso para encontrarla.

Cuando Pablo fue a Berea, halló que los judíos eran más «nobles» que los de Tesalónica. Habían recibido la palabra «con toda solicitud», pero también escudriñando <<cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así» (Hechos 17:11). Aunque creían en el Antiguo Testamento, tenían un escepticismo saludable sobre el tema de la predicación de Pablo. Sin embargo, cuando descubrieron que al mensaje del apóstol lo respaldaban las Escrituras, se convirtieron en firmes creyentes en Cristo.

No todo escepticismo es malo. Los habitantes de Berea fueron elogiados por su solicitud al escuchar a Pablo y por su diligencia para evaluar cuidadosamente y a la luz de las Escrituras lo que él decía.

Un escéptico sincero escucha el evangelio de manera imparcial. Está dispuesto a considerar las pruebas de la veracidad y de la autoridad sin paralelo de la Biblia. Examina y evalúa las afirmaciones de todos los que dicen que tienen un mensaje de Dios (1 Tesalonicenses 5:21). Reconoce que los creyentes en Cristo tienen una base razonable para su fe y que existen razones sólidas para su esperanza (1 Pedro 3:15).

Sí, Dios da la bienvenida a los escépticos sinceros. --HVL

REFLEXIÓN: Las preguntas sinceras pueden generar respuestas que fortalecen la fe.

La Biblia En Un Año: Salmos 10-12; Hechos 19:1-20.

PLANES FRUSTRADOS



Lectura: Hechos 16:6-12.

… les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia. --Hechos 16:6.

Un joven concurrió a la universidad y después a un seminario teológico, decidido a convertirse en pastor. Dios bendijo sus años de estudio y le dio muchas oportunidades de predicar.

Después de graduarse buscó una iglesia para pastorear, pero no encontró ninguna que necesitara sus servicios. Así que, cuando le ofrecieron un contrato para dar clases en una universidad bíblica dijo que sí, pero aún seguía teniendo intenciones de pastorear una congregación algún día. Sin embargo, después de dos años de dar clases, entendió claramente que Dios quería que fuera profesor y no pastor.

Dios a veces frustra nuestros planes cuando procuramos averiguar Su voluntad. Vamos en una dirección, pero Él nos bloquea el camino. Finalmente, nos contentamos con ir a donde Él nos dirija.

Pablo experimentó esa clase de frustración en Asia Menor durante su segundo viaje misionero. Iba con sus colaboradores en camino a la provincia romana de Asia, pero «les fue prohibido por el Espíritu Santo» (v.7). Entonces, se fueron a Troas, donde el apostol se enteró de que Dios quería que predicara en Macedonia (vv.9-10).

¿Dios está frustrando tus planes? Tal vez esté tratando de guiarte. Debes estar dispuesto a aceptar Su voluntad y a ser sensible a Su guía; entonces, te utilizará y te bendecirá. --DCE

REFLEXIÓN: El contentamiento llega cuando deseamos la voluntad de dios más que la nuestra.

La Biblia En Un Año: Salmos 7-9; Hechos 18.

miércoles, 11 de julio de 2012

EL TIEMPO CORRECTO

Lectura: Hageo 1.

… Este pueblo dice: No ha llegado aún el tiempo, el tiempo de que la casa de Jehová sea reedificada. --Hageo 1:2.

Yo vivo en Singapur, por lo tanto, mi interés en la crisis económica asiática de 1997 era más que fortuito. Llegó de repente y tomó desprevenida a la mayoría de la gente. Un día, la gente era rica, y al siguiente, pobre.
Aquello fue un vívido recordatorio de la importancia del tiempo correcto para las situaciones de la vida. Podemos empezar un negocio y planificar el futuro minuciosamente. Sin embargo, si el momento no es el correcto, dicho negocio fracasará.
En nuestra lectura bíblica para hoy, el foco de atención eran los judíos que habían regresado a Jerusalén después del exilio en Babilonia. Ellos sabían que Dios quería que reconstruyeran el templo, y habían iniciado el trabajo. Pero mas tarde, la construcción se detuvo. ¿Que excusa pusieron ellos? «No ha llegado aún el tiempo, el tiempo de que la casa de Jehová sea reedificada» (Hageo 1:2).

¿Existe acaso un tiempo equivocado para obedecer a Dios? Un amigo mío me dijo que, en este momento, su prioridad es alcanzar el éxito para poder ganar mucho dinero y después dar al Señor. Le dije que Dios no necesitaba su dinero, sino que desea que seamos su «sacrificio vivo» para Él ahora mismo (Romanos 12:1).

Tal vez nos dé miedo lo que pueda sucedernos si optamos por obedecer a Dios inmediatamente. No obstante, obedecer Sus mandamientos no tiene que ver con el tiempo correcto, sino con quién es Dios y quiénes somos nosotros, Sus siervos. --AL

REFLEXIÓN: La verdadera fe obedece de inmediato.

La Biblia En Un Año: Salmos 4-6; Hechos 17:16-34.

lunes, 9 de julio de 2012

DEJAR LOS HÁBITOS PECAMINOSOS


Lectura: Romanos 6:11-23.

… si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres. --Juan 8:36.

Un amigo mío y yo hicimos un experimento. En primer lugar, corté un hilo de algodón y amarré las puntas para hacer un lazo. Después, mi amigo levantó sus dos dedos índices. Yo deslicé el hilo por los dedos, él los separó, y el hilo se rompió con bastante facilidad. A continuación, amarramos los dos hilos juntos. Estos también se rompieron, pero hizo falta un poco más de esfuerzo. Sin embargo, tres hilos amarrados no pudieron romperse sin que se cortara la piel.
Los hábitos pecaminosos son así. Alguien dijo: «Los hábitos que empiezan como telas de araña a veces terminan siendo cables.» Si se repiten, se hace más difícil dejarlos. Esto aplica al alcohol y las drogas tanto como a la preocupación y el enojo.

Jesús no vino solamente a perdonar nuestros pecados, sino también a romper el poder que ejercen sobre nosotros. Cuando lo recibimos como Salvador y Señor, y le pedimos que nos libere, Él también nos exige algo a cambio: que estemos dispuestos, con Su ayuda, a formar nuevos hábitos (Romanos6:19). Si tenemos comunión con otros creyentes, estudiamos la Biblia y la obedecemos diariamente, Dios nos ayudará a desarrollar actitudes y reacciones piadosas ante la vida.

¿Estás luchando contra malas prácticas? Deja que el Señor te ayude a cultivar nuevos hábitos de justicia. Él pondrá fin a esas obstinadas costumbres pecaminosas y te hará verdaderamente libre (Juan 8:36). --JEY

REFLEXIÓN: Si no dominas tus hábitos, ellos te controlarán a ti.

La Biblia En Un Año: Job 41-42; Hechos 16:22-40.

domingo, 8 de julio de 2012

GRITOS DE DESESPERACIÓN



Lectura: Salmo 142.


Escucha mi clamor, porque estoy muy afligido… --Salmo 142:6.

Pueden romperte el corazón. Me recuerdan las palabras del salmista: «Cuando mi espíritu se angustiaba dentro de mí, tú conociste mi senda. […] no hay quien cuide de mi vida» (Salmo142:3-4).

 Me refiero a las cartas que recibimos en Ministerios RBC. Vienen de personas acongojadas que nos piden que oremos por ellas por las luchas que enfrentan.


«He padecido de ataques nerviosos y de problemas de corazón --dice una persona--. Me esfuerzo mucho por aceptar la voluntad de Dios para mi vida.»

Una madre escribe: «Mi corazón está tremendamente triste por mi hija. Se ha alejado de Dios y me pregunto si en realidad alguna vez nació de nuevo.»

Y otra expresa: «Me acaban de hacer un estudio para ver si tengo cáncer y la próxima semana me harán un estudio del cerebro.»

En el Salmo 142, David estaba atrapado en una cueva y orando para que Dios lo liberara de sus poderosos enemigos. Aunque nuestras situaciones tal vez sean muy distintas, podemos aprender de él mientras oramos pidiendo ayuda para contrarrestar las fuerzas destructoras que enfrentamos en la vida. Podemos aprender que Dios siempre está presto a escuchar (v.1), que conoce nuestra situación (v.3), y que es nuestro refugio (v.5).

¿Qué necesidad te apremia hoy? Clama a Dios. Apóyate en Él completamente. Espera su ayuda. Después, al igual que el salmista, tú también podrás alabar el santo nombre del Señor (v.7). --JDB

REFLEXIÓN: Tus problemas nunca podrán agotar las provisiones de Dios.

La Biblia En Un Año: Job 38-40; Hechos 16:1-21.

UNA ACTITUD EQUILIBRADA



Lectura: Juan 17.

No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. --Juan 17:16.

En nuestro mundo hay evidencias inequívocas de la sabiduría, el poder y la bondad de Dios (Salmo 104:14-18). También existen en el cielo estrellado que tenemos encima (19:1). Y además, se encuentran en todas las bendiciones del amor humano y de la creatividad, las cuales son dones «de lo alto» (Santiago 1:17).

El teólogo Juan Calvino escribió: «La vida actual […] tiene muchos atractivos, una gran exhibición de deleite, gracia y dulzura. Debemos encariñarnos tanto con ella al punto de que la veamos como uno de los dones de la bondad divina, los cuales no tienen que menospreciarse de ninguna manera.»

Los dones de Dios para nosotros son abundantes y debemos disfrutarlos (1 Timoteo 6:17). No obstante, es necesario que tengamos una actitud equilibrada; es decir, apreciar este mundo y al mismo tiempo rehusar convertirnos en cautivos limitados al aquí y ahora.

Jesús dio un ejemplo de esa actitud. Disfrutaba las fiestas y de las bodas (Juan 2:1-2), amaba a los niños (Mateo 19:13-15), y con gusto satisfacía las necesidades de los hambrientos (Mateo 14:15-21). Prometió dar vida abundante y la practicó (Juan 10:10). Sin embargo, durante el tiempo que pasó en la tierra, oró fervientemente por Su regreso al gozo del cielo (Juan17:4-5). Estaba en el mundo, pero no era de él.

Señor, ayúdanos a imitar tu ejemplo. --VCG

REFLEXIÓN: Aprovecha al máximo la vida en la tierra, pero recuerda que lo mejor está por venir.

La Biblia En Un Año: Job 36-37; Hechos 15:22-41.